jueves, 30 de abril de 2015

HomeoSpagyria - Medicina Tradicional de Occidente (MTO)

LA MEDICINA TRADICIONAL DE OCCIDENTE (MTO) HOMEOSPAGYRIA


DESDE ASCLEPIOS HASTA LA HOMEOPATÍA SPAGYRICA


Para hallar el origen de la Medicina Tradicional de Occidente (MTO), debemos dirigir nuestros pasos hacía el mundo helénico, cuya mitología reconoce a Asclepios como el dios de la Medicina, atribuyéndole una práctica de la sanación que, por primera vez, iba más allá de lo meramente físico u orgánico.

La influencia de Asclepios y sus seguidores, los asclepiades, en el ejercicio de la MTO pervivió durante siglos, aunque sus postulados han sido matizados, recodificados y actualizados por diferentes autores hasta llegar a nuestros días.

En este recorrido, cabe reseñar, en primer lugar, Hipócrates, padre de la Medicina Occidental y figura clave de la Medicina Tradicional de Occidente, quien en el siglo V a. de C. distinguió dos métodos para conseguir la curación de personas enfermas:

Método de los Contrarios: Contraria contrariis curantur. Mantiene que lo contrario se cura con lo contrario, pero entendiendo esos contrarios no desde un punto de vista farmacológico, como lo haría posteriormente la Alopatía, sino como modos de actuar y comportarse: Sobreesfuerzo-descanso, hambre-alimentación o sed-bebida.

Método de los Semejantes: Similia similibus curantur. Inspirador de la MTO, señala que el medicamento que tomado en dosis tóxicas reproduce el cuadro clínico de la enfermedad, sería capaz de estimular los mecanismos de curación si se administrara en concentraciones bajas.

Para Hipócrates, toda actuación médica debía estar orientada al establecimiento de un tratamiento que abarcara a la totalidad del ser humano, tanto en su esfera física como psíquica y en su relación con el entorno, pero individualizando siempre el proceso.

El planteamiento hipocrático se mantuvo inmutable durante siglos, pero con la aparición y relevancia de Claudio Galeno (138-201 d.C.), defensor del Método de los Contrarios, la Medicina Tradicional de Occidente entró en una fase de estancamiento que se prolongó durante los casi mil años que duró la Edad Media, con su consiguiente debilitamiento.

Ya en el Renacimiento, Philippus Aureolus Treofastus Bombastus von Hohenheim, más conocido como Paracelso (1493-1541), encabezó la primera llamada a la Tradición médica de Occidente. Retomando la herencia hipocrática, rompió con los postulados galénicos y reivindicó de forma sistemática el uso de los semejantes. También contribuyó decisivamente a trazar un paralelismo entre los procesos individuales y los que tienen lugar en la naturaleza, estableciendo un estudio comparativo de la relación del hombre (microcosmos), tanto en su estado de salud como de enfermedad, con el mundo exterior (macrocosmos).

Paracelso ha sido considerado como el precursor de la farmacología actual, así como de la aplicación de la química de la naturaleza (alquimia) a la elaboración de los medicamentos, una práctica que él mismo denominó Spagyria. Además, recuperó de Hipócrates para la Medicina el concepto de drenaje, es decir, de la necesidad de eliminar los residuos tóxicos del organismo.

Más tarde, en el siglo XVIII, Samuel Hahnemann tomó parte de la doctrina paracélsica y, asumiendo los principios de Similitud, Individualización e Infinitesimalidad, codificó un nuevo sistema terapéutico, la Homeopatía, que, sin embargo, dejaba de lado otros postulados defendidos por la Medicina Tradicional de Occidente.

Después de Hahnemann, otros autores han reformulado el concepto de Homeopatía, incorporando, entre otros, los principios de Identidad, Arndt-Schulz, Hering y Kent.

Hoy, existe un creciente interés por parte de la población y los profesionales de la salud por las medicinas de Tradición, lo que ha supuesto el auge de sistemas terapéuticos menos convencionales y alejados de ese paradigma mecanicista que impide ver y tratar al hombre como un todo indivisible. Es el caso de la Homeopatía Spagyrica® (HomeoSpagyria), puesta a punto por el Dr. Juan Carlos Avilés.

LOS TRES PRINCIPIOS DE LA MTO

La HomeoSpagyria® (Homeopatía Spagyrica) concibe el hombre como un todo armónico que posee un cuerpo cuerpo físico (Principio Formativo), un cuerpo energético en el que desarrolla su vitalidad (Principio Adaptativo) y una consciencia individual que determina su conducta (Principio Identificativo). Así, cuando alguno de estos Principios se desajusta con respecto a los otros dos, se afecta la funcionalidad y el estado general del individuo, alterándose la salud y su bienestar.

Los Principios establecen tendencias energéticas generales relacionadas con el metabolismo:

Principio Formativo. Es una tendencia energética orientada hacia la ralentización funcional, con predominio ANABÓLICO, reacciones endotérmicas y comportamiento biopsíquico centrípeto, hacia adentro. Sus funciones vitales están conducidas hacia la economía. Las personas con predominio de este Principio presentan una conducta sustentada en los valores objetivos proporcionados por los aspectos forma y materia.

Principio Identificativo. Es una tendencia energética altamente reactiva, con predominio CATABÓLICO, reacciones exotérmicas y comportamiento biopsíquico centrífugo, hacia fuera, con tendencia al consumo. En las personas con predominio del Principio Identificativo tiende a valorarse, principalmente, el desarrollo de una identidad propia, haciendo primar los aspectos psicoemocionales.

Principio Adaptativo. Expresa  la capacidad de regulación neurovegetativa y metabólica, incluyendo todos los mecanismos mantenedores de la Homeostasis. Como orientación energética, está dirigida hacia la compensación y coexistencia de las dos tendencia anteriores. Las personas con predominio Adaptativo tienen tendencia a mantener un continuo movimiento desde lo psicoemocional hacia lo material, y viceversa.

La regulación de estos tres Principios debe propiciarse de manera que el paso de uno a otro se produzca sin estancamientos ni bloqueos, lo que se realiza mediante pautas de alimentación vitales y con los protocolos homeospagyricos correspondientes.

Esto es solo una muestra de las bases de la HomeoSpagyria.