lunes, 21 de noviembre de 2016

Microinmunoterapia

¿QUÉ ES LA MICROINMUNOTERAPIA?




Nos pasamos la vida preguntándonos cuáles son las claves de una buena salud, olvidando a menudo que gracias a la sabiduría de la naturaleza disponemos de una protección extraordinaria: nuestro sistema inmune. Una buena salud dependerá de la capacidad de este guardián y de sus centinelas de actuar correctamente.

La microinmunoterapia es una terapia moderna enfocada a restablecer u optimizar la comunicación entre las células del sistema inmunológico, alterada en gran parte de las enfermedades. Utiliza sus mismas sustancias para transmitir información al organismo y “reajustar” la respuesta inmunitaria. 

Además, lo hace en un orden preciso, respetando los mecanismos naturales de nuestro cuerpo.

Así, la microinmunoterapia aporta al sistema inmune las herramientas que necesita para enfrentarse con éxito a aquello que pueda afectar a nuestra salud.

La microinmunoterapia es una terapia de inmunomodulación que utiliza los mismos mensajeros que el sistema inmunológico (por ejemplo citoquinas, hormonas, factores de crecimiento, ácidos nucleicos) para transmitir información al organismo y “reajustar” la respuesta inmunitaria. Es decir, su objetivo es restablecer la correcta comunicación entre las células del sistema inmunitario, para ayudarles a recuperar su capacidad innata de defendernos frente a agresores o a limitar su reacción cuando es exagerada.

A diferencia de la inmunoterapia clásica, las fórmulas de microinmunoterapia utilizan un amplio abanico de sustancias inmunitarias (los denominados “mensajeros”). Éstas se preparan en bajas concentraciones (micro-dosis), mediante un proceso de dilución-dinamización, garantizando así su buena tolerancia. Además, según si lo que se busca es estimular, modular o frenar sus efectos en el organismo, los niveles de concentración empleados pueden variar dentro de la misma fórmula. Al igual que ocurre de forma natural en el organismo, las sustancias se administran siguiendo una secuencia concreta, un orden preciso.

La microinmunoterapia puede ser una fiel aliada en el tratamiento de enfermedades que cursan con un desequilibrio del sistema inmunitario, tanto agudas como crónicas. Así, dentro de este marco podríamos encontrar patologías infecciosas, oncológicas o enfermedades autoinmunes.

En cualquier caso, la microinmunoterapia no sustituye al sistema inmunitario, ni lo fuerza o bloquea, sino que le informa con sutileza, siendo así, en principio, compatible con cualquier otro tratamiento.

El Alzhéimer y el sistema inmune

El Alzhéimer o la enfermedad de Alzhéimer fue descrita por el neurólogo alemán Alois Alzheimer en 1901 y actualmente es la causa más común de demencia. Se define como un trastorno neurodegenerativo de evolución lenta que presenta deterioro cognitivo, pérdida progresiva de la memoria y trastornos en la conducta o comportamiento. El principal factor de riesgo es la edad avanzada, aunque la herencia genética, la dieta y el estado de salud general son otros factores a tener en cuenta. Así pues, existen diferentes estudios que relacionan esta dolencia con otras enfermedades como pueden ser infecciones virales, enfermedades vasculares, depresión y diabetes.


Actualmente, el Alzhéimer se considera una enfermedad sin cura, es por ello que se están haciendo importantes esfuerzos por investigar nuevos métodos de diagnóstico más temprano y de fácil acceso, y tratamientos más efectivos. En el campo de los nuevos métodos de diagnóstico destacan los estudios recientes del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona del CSIC, donde el equipo del Dr. R. Trullas ha determinado que la detección de un descenso de los niveles del ADN mitocondrial en el fluido cerebroespinal  podría servir como método diagnóstico. Y también los estudios realizados por el equipo del Dr. M. Sarasa que la determinación en sangre de los péptidos beta-amiloide 40 y beta-amiloide 42 podría servir de biomarcador para la enfermedad de Alzheimer.

Por otra parte, cabe destacar que investigaciones recientes han demostrado la relación entre el Alzhéimer y el sistema inmune,  concretamente con el proceso inflamatorio. Cuando los niveles de diferentes proteínas implicadas en el proceso inflamatorio se ven aumentados se puede producir una inflamación crónica, que, al afectar al cerebro provoca una disminución del flujo sanguíneo de la vía neurológica, reduciendo la utilización de oxígeno por parte del cerebro. En el momento en que el cerebro se encuentra bajo presión, gasta mucha energía al tratar de defenderse, en lugar de centrar sus esfuerzos en funcionar de manera óptima.

Si el sistema inmunitario funciona de manera correcta, todo esto no sucede, ya que es capaz de proteger al cerebro de las causas dañinas de inflamación y reducir la presión del cerebro para que éste alcance su mayor rendimiento.

Así pues, a modo de resumen podríamos decir que para prevenir o retrasar la aparición del Alzhéimer es importante el control precoz de los factores de riesgo vasculares, como la presión arterial alta y el colesterol, consumir una dieta sana, hacer ejercicio, mantenerse activo y mantener nuestro sistema inmunitario en buen estado. Estos parámetros también son importantes para mejorar la calidad de vida de personas que ya padecen Alzheimer.

Enfermedades autoinmunes: respuesta errónea del sistema inmunológico

De forma constante, estamos expuestos y rodeados de elementos nocivos para la salud. Uno de los motivos por el que no enfermamos es porque el organismo cuenta con un mecanismo de defensa denominado sistema inmunológico. Se trata de un conjunto de estructuras y procesos biológicos que protegen al cuerpo de las enfermedades, identificando y combatiendo las células patógenas y cancerosas.  Al mismo tiempo este sistema tiene la capacidad de distinguir entre lo propio y lo ajeno, es decir reconocer a las propias células, tejidos y órganos y no atacarlas.

No obstante, en ocasiones esta capacidad, denominada autotolerancia, está alterada o falla. Es cuando el sistema inmune identifica, por error, a los componentes del propio organismo como patógenos y pone en marcha una respuesta exagerada y violenta frente a éstos, dando lugar a enfermedades autoinmunes.

Las enfermedades autoinmunes afectan entre el 3% y el 5% de la población general y suelen ser crónicas, pudiendo afectar a uno o varios órganos de forma simultánea.

Causas de las enfermedades autoinmunes

Hasta el momento se ha reconocido que este tipo de enfermedades se deben a diferentes factores:

Factores genéticos: La mayoría de las enfermedades autoinmunes son poligénicas, es decir, enfermedades hereditarias producidas por mutaciones en varios genes en combinación con otros factores.

Factores ambientales: como por ejemplo el tabaco o la luz.

Factores infecciosos: Las continuas acciones desmedidas del sistema inmunológico frente a infecciones virales o bacterianas puede propiciar el desarrollo de procesos autoinmunes.

Factores hormonales: Las enfermedades autoinmunes son más frecuentes en las mujeres que en los hombres, lo que indica la posible influencia de los estrógenos en el desarrollo de estas enfermedades.

Clasificación de las enfermedades autoinmunes

Las enfermedades autoinmunes se pueden clasificar en dos categorías:

Enfermedades autoinmunes locales (órgano específico): Este tipo de enfermedades se caracterizan por tener una respuesta inmune dirigida contra un único antígeno localizado en un órgano. Por ejemplo: la enfermedad de Adisson, tiroiditis de Hashimoto, diabetes mellitus insulinodependiente o miastenia gravis entre otros.

Enfermedades autoinmunes sistémicas (órgano inespecífico): Se caracteriza por la producción de anticuerpos dirigidos contra el núcleo y/o el citoplasma de las células. Por ejemplo: artritis , nefritis, vasculitis, lupus eritematoso sistémico o síndrome de Sjogren entre otros.

Esto es sólo un par de ejemplos de las consecuencias de un sistema inmunológico desequilibrado.

Una buena salud dependerá de la capacidad de nuestro sistema inmune para hacer frente a las toxinas exógenas y endógenas a las que estamos continuamente expuestos.

La Microinmunoterapia es una buena alternativa y ayuda a mantener en perfecto equilibrio nuestro sistema inmune.



domingo, 13 de noviembre de 2016

Vacuna contra el Virus del Papiloma Humano






Artículo parcial publicado por la revista DSalud en Noviembre 2016


MUEREN 352 ADOLESCENTES EUROPEAS TRAS VACUNARSE CON “GARDASIL” Y “CERVARIX”.

Nuestra revista lleva nueve años –desde 2007- alertando de los peligros e ineficacia de las vacunas que se supone protegen del virus del papiloma humano –Gardasil y Cervarix- denunciando además la agresiva campaña de marketing que se montó para hacer con ellas masivas campañas de vacunación, cómo se habían ocultado datos sobre sus graves efectos secundarios e, incluso, cómo se utilizó a adolescentes como cobayas humanas sin que lo supieran. 

Pues bien, en 2015 se habían reportado ya solo en la Unión Europea más de 45.000 casos de reacciones adversas –y más de 40.000 en Estados Unidos- habiendo fallecido solo en el viejo continente 352 jóvenes. 

Un auténtico escándalo que no merece ni una sola línea en los grandes medios de comunicación. Hemos hablado de ello con Alicia Capilla Lanagrán, presidenta de la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papilona, entidad que sigue siendo ninguneada por nuestras administraciones sanitarias.

SUMARIOS:

A día de hoy se han reportado ya más de 85.000 casos de reacciones adversas –más de diez mil de carácter neurológico- a Gardasil y Cervarix habiendo muerto solo en la Unión Europea 352 jóvenes
Un auténtico escándalo que no merece ni una sola línea en los grandes medios de comunicación.

A Alicia Capilla le reconocieron cuando su hija ingresó en el hospital tras ser vacunada con Gardasil que el problema podía haberlo causado ella pero a los pocos días se empezó a alegar que los casos detectados se debían a que las niñas afectadas estaban ¡somatizando problemas psicoemocionales!.

Cuando se detectaron en Valencia las primeras afectadas por la vacuna del papiloma humano, las autoridades sanitarias aseguraron hipócritamente que se trataba de casos excepcionales y únicos, ya que sabían que en otros países se habían notificado muchos casos.

“Es indignante que haya aún médicos, enfermeras y autoridades que sigan diciendo que los graves problemas que sufren miles de niñas sanas tras ser vacunadas son simples “casualidades”, que la vacuna no tiene nada que ver y que se deben a problemas psicológicos que las niñas somatizan”, manifiesta Alicia Capilla.

“La mayoría de los médicos –afirma Alicia Capilla- no aceptan relacionar las reacciones adversas que ven en muchas niñas tras ponerles la vacuna porque les han convencido de que es prácticamente inocua. Y me parece intolerable que se ignore lo que está pasando cuando el 43% de las notificaciones de sospechas de reacciones adversas por la vacuna son de carácter grave”.

La Agencia Europea del Medicamento tenía registradas en julio de 2015 nada menos que 45.222 notificaciones de sospechas de reacciones adversas; especialmente patologías del sistema nervioso, enfermedades músculo-esqueléticas y trastornos del tejido conectivo, patologías gastrointestinales y lesiones traumáticas e intoxicaciones.

Según Alicia Capillas la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha recibido ya 3.266 notificaciones, el 43% de carácter grave. Lo que incluye toda situación que exige la hospitalización o su prolongación, provoca una discapacidad o invalidez significativa y/o persistente, pone en peligro la vida o lleva a la muerte. Y ha admitido ya 5 fallecimientos.

En Francia 1.200 profesionales de la salud han firmado un documento negándose a vacunar a más niñas con las vacunas del papiloma humano.

EL DR. CARLOS ÁVAREZ-DARDET, Catedrático de Salud Pública de la Universidad de Alicante, dice:

¡¡ NO a la vacunación masiva de niñas contra el virus del papiloma humano !!


El fraude de la vacuna del Papiloma

El catedrático Álvarez-Dardet hace un llamamiento urgente a los padres para que no vacunen a sus hijas contra el virus del papiloma: “La vacuna no es necesaria ni efectiva; y ni siquiera es segura. Es inútil y peligrosa”. El último adjetivo no es baladí: en enero de 2015, el gobierno de Estados Unidos tenía constancia de 38.217 reacciones adversas, incluyendo 220 muertes, 1.284 discapacidades, 3.945 hospitalizaciones e incluso 100 casos de cáncer cervical.

El doctor Carlos Álvarez-Dardet, catedrático de Salud Pública de la Universidad de Alicante, ex presidente de la Asociación Europea de Salud Pública (EUPHA) y de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), y ex asesor de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha realizado un llamamiento urgente a los padres para que no vacunen a sus hijas contra el virus del papiloma humano después de tener conocimiento de que, una vez más, una niña, Érika, ha sufrido reacciones adversas y se encuentra incapacitada, en silla de ruedas, tras serle administrada una dosis. 

Antes sufrieron los efectos de la vacuna Celia y Henar, de Madrid; Raquel, de Valencia; Aurora, de Jávea; Marina, de Murcia; Carolina, de Sevilla… y tantas otras niñas, algunas de las cuales han fallecido.

Álvarez-Dardet pide además a los padres que firmen una petición al gobierno de la nación y de las comunidades autónomas para que frene las campañas masivas de vacunación que se vienen realizando desde 2007 y que “se deben únicamente a la presión ejercida por los laboratorios farmacéuticos y la dejación de responsabilidades por parte de las autoridades sanitarias y las sociedades científicas”.

“Se trata de un nuevo caso de una niña perfectamente sana que enferma tras ser vacunada. Un nuevo caso que me obliga a alzar la voz contra este atropello a la salud pública que se está cometiendo impunemente y a rogarle que me ayude con su firma a frenar este sinsentido”, escribe el doctor Álvarez-Dardet en su llamamiento.


“Cervarix y Gardasil son los nombres de las vacunas que se están poniendo masivamente a las niñas y cuyos fabricantes (los laboratorios farmacéuticos GlaxoSmithKline y Sanofi Pasteur Merck Sharp & Dohme) se están lucrando tras haber logrado introducirlas en nuestro país”, explica, y continúa:

 “Pero debe saber que esta vacuna no es necesaria, ni efectiva; y ni siquiera es segura. Es inútil y peligrosa”. Álvarez-Dardet expone por que:

• Sólo ofrece protección frente a dos (o cuatro, según la marca) de las 100 cepas del virus del papiloma humano.

• Los efectos duran pocos años.

• El virus del papiloma humano se transmite básicamente por vía sexual, por lo que no tiene ningún sentido poner la vacuna a niñas de 12, 13 ó 14 años.

• Se introdujo en España cuando en otros países ya se estaban produciendo alertas por sus efectos adversos, incluyendo la muerte, invalidez permanente por enfermedad del sistema nervioso, desórdenes autoinmunes, embolismos pulmonares, síndrome de Guillain-Barré, convulsiones, desmayos, temblores, síncopes, vértigos, pancreatitis, lupus y un largo etcétera de daños, sobre los que las campañas de vacunación no dicen absolutamente nada.

• Algunos países incluso han dejado de recomendar esta vacuna y la han retirado de sus calendarios de vacunación. Mientras tanto, en nuestro país se está poniendo alegremente a niñas de 14 años (y menos en algunas comunidades autónomas) que no la necesitan, y centenares de ellas lo están pagando con su salud, algunas con su vida.

• En España la incidencia del cáncer de útero es bajísima, de las más pequeñas de Europa, donde ya de por sí es baja (el 90% de las muertes se producen en países subdesarrollados, donde las mujeres no se someten a controles ginecológicos).

“Los laboratorios fabricantes y el Comité Asesor de Vacunas (que aunque es un organismo teóricamente independiente, está integrado por colaboradores de los laboratorios farmacéuticos, que financian sus actividades) se han planteado entre sus retos rebajar la edad de vacunación a niñas preadolescentes de 11 años, extenderla también a los varones y, además, administrar las vacunas en los colegios (en algunas comunidades ya se está haciendo), para que no haya ‘escapatoria’ “, acusa.

“Los padres están vacunando a sus hijas frente al VPH porque creen actuar de forma responsable, confiando en que los especialistas saben lo que les conviene. Pero esta vacuna es un auténtico fraude.

¡Están experimentando con nuestros hijos y enriqueciéndose a su costa! Urge detener las vacunaciones”, afirma en su escrito.

------------------------------

Así que nadie sabe que va a pasar con esa generación de niñas vacunadas cuando sean adultas o incluso en sus hijas.
¿Exageraciones?
No.
Recordemos el caso del DES (la primera hormona cuyos efectos cancerígenos tardaron una generación en aparecer produciendo cáncer de vagina a las hijas cuyas madres lo habían tomado.13

“ La Dra. Diane M. Harper, que trabajó 20 años en la vacuna contra el VPH afirma que . “Vacunar a una niña de once años es como permitir efectuar un gran experimento público de salud”


La generalización de la vacuna para beneficio de la industria médica que la promociona como una vacuna contra el cáncer, es como mínimo inmoral.

El que las niñas de toda una generación estén siendo utilizadas como conejillos de indias de una nueva tecnología,  cuyos efectos nocivos y mortales a corto plazo ya podemos comprobar y cuyos efectos a largo plazo incluyen la posibilidad de que aumenten los mismos cánceres que se supone pretende prevenir, es claramente criminal.




lunes, 7 de noviembre de 2016

¿ Qué es la Homotoxicología ?


”La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad o dolencia” Definición de Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS).


La creciente concentración de sustancias nocivas en el medio ambiente y en la cadena alimentaria, sumado al estilo de vida que llevamos (estrés, ansiedad, malos hábitos alimentarios, vida sedentaria…) se ha convertido en uno de los mayores retos de la medicina contemporánea. Numerosas enfermedades tienen su origen, sobre todo, en los efectos de agentes nocivos.

¿Qué es la Homotoxicología?

La Homotoxicología es un concepto médico que estudia los efectos de las diversas sustancias nocivas para el ser humano, las cuales se denominan ”homotoxinas” y su implicación en el deterioro progresivo de la salud.

La Homotoxicología representa un puente entre la homeopática clásica y la medicina convencional. Así, partiendo de las experiencias terapéuticas de la Homeopatía clásica e incorporando a la misma los avances de las ciencias médicas, la Homotoxicología ha introducido medicamentos homeopáticos de nuevo desarrollo.

¿Qué es una homotoxina?

El termino general de ”homotoxina” proviene del latin homo = hombre y del griego toxon = toxina.

Estas sustancias nocivas pueden proceder, por ejemplo, de la contaminación del medio ambiente, de errores alimentarios, de hábitos tóxicos, etc.

Según su procedencia, las homotoxinas se clasifican en exógenas (las que proceden del medio ambiente, metales pesados, tabaco, gases industriales…) o endógenas (las que se forman en el organismo en el curso de procesos fisiológicos o patológicos, CO2, urea, ácido láctico…).

¿Para qué se utilizan los medicamentos de la Homotoxicología?

La Homotoxicología dispone de una amplia variedad de medicamentos que permiten abordar numerosas aplicaciones en las afecciones o enfermedades más comunes, como son los reumatismos, artrosis, trastornos inflamatorios, estados gripales y resfriados, alergias, alteraciones del sueño consecuencia por ejemplo del estrés, vértigos y mareos, etc.

Por otra parte, considerando que la sobrecarga de sustancias nocivas puede predisponer a numerosas enfermedades, incluso ser causa de muchas dolencias crónicas, existen medicamentos orientados a activar y estimular los procesos naturales de eliminación de toxinas (Terapia de Detoxificación y Drenaje). En definitiva, los medicamentos de la Homotoxicología se utilizan con gran éxito en todos estos y otros trastornos de la salud.

¿Qué beneficios y ventajas aportan los medicamentos de la Homotoxicología?

El principal beneficio y ventaja frente a los medicamentos convencionales es su excelente tolerabilidad que, junto a su eficacia demostrada a través de estudios científicos publicados en revistas de prestigio internacional, hacen de los medicamentos antihomotóxicos una alternativa eficaz y segura para todos los pacientes, siendo especialmente útiles en los más delicados o en aquellos cuyas defensas estén disminuidas; es el caso de los niños, personas alérgicas, pacientes polimedicados con tratamientos de larga duración o durante el embarazo.

Además estos medicamentos, gracias a su composición, no tienen efectos de dopaje, por lo que resultan muy útiles en los deportistas.

¿Qué tipo de medicamentos ofrece la Homotoxicología?

Se trata de una amplia gama de medicamentos antihomotóxicos, de alta tecnología y calidad, cuyas presentaciones van desde comprimidos, gotas y pomadas, hasta jarabe, supositorios, colirios, nebulizadores nasales y ampollas inyectables. Gracias a esta variedad de presentaciones, facilita el cumplimiento y seguimiento del tratamiento por el paciente.


Fuente: www.heel.es/info_homotoxicologia.php